Pisco con tradicion familiar. Siete generaciones de una arraigada familia iqueña dedicada al arte de elaborar nuestra ancestral bebida bandera.
HISTORIA DE LA CIUDAD DE ICA
En Ica destacaron dos civilizaciones, los Paracas (200 A.C.- 200 D.C.) quienes sobresalieron por sus avances en medicina (trepanación craneana) y su incomparable textilería; y, los Nazcas (200 - 400 D.C.) con su admirable alfarería e insuperables conocimientos en ingeniería hidráulica. Durante el incario, Túpac Yupanqui (1478 – 1488) dividió el valle de Ica en dos Ayllus: Anan Ika (valle alto) y Urin Ika (valle bajo). Con la conquista española, el 10 de agosto de 1534, Francisco Pizarro -siguiendo la división inca- separó Ica en dos encomiendas: la ‘Purísima Concepción’ de Anan Ika, cedida a Don Juan de Barrios, quien fundó la Parroquia de San Juan Bautista; y la encomienda de ‘Santiago’ de Urin Ika, a Don Nicolás de Rivera y Laredo, desde el valle bajo hasta Ocucaje, donde fundó en 1560 la primera Parroquia de Santiago de Luren. Por mandato del virrey del Perú, Don Diego López de Zúñiga y Velasco, conde de Nieva, el capitán Jerónimo Luis de Cabrera y Toledo, funda la Villa de Valverde del valle de Ica, el 17 de junio de 1563. Aunque todavía no se ha ubicado su acta de fundación, se cuenta con la carta del virrey López de Zúñiga, dirigida al rey Felipe II, el 20 de Setiembre de 1563: “a cuarenta leguas al sur de la Ciudad de los Reyes, en el valle denominado Ica, había ordenado fundar un pueblo hasta de 40 españoles, situado dentro del perímetro de dos pueblos indígenas” Sin contar con un criterio unificado, algunos investigadores plantean que la primera población de Ica se situó sobre las ruinas incaicas de Tacaraca, lugar donde fue fundada extraoficialmente con el nombre de Villa de Valverde. Al ser destruida en 1586 por un catastrófico terremoto, fue reubicada en los terrenos de la hacienda de la familia Rodamonte, hoy Luren (ex Pueblo Viejo). En 1633, recibió el título de San Jerónimo, en memoria de su fundador el virrey Don Luis Jerónimo Fernández de Cabrera y Bobadilla, conde de Chinchón. La floreciente ciudad fue sorprendida nuevamente por dos fortísimos movimientos telúricos (1664 y 1668), siendo trasladada en 1687 al lugar que actualmente ocupa. El departamento de Ica fue creado el martes 30 de enero de 1866.

 

Copyright © 2015 tanochavez-webdesign